Colegio Marcelo Spínola,…
un colegio único, en un enclave único

El Colegio Marcelo Spínola, centro privado de Enseñanza Secundaria Obligatoria (E.S.O.) y Bachillerato, se  encuentra en la localidad de Umbrete, a 14 kms. de Sevilla.

Está ubicado en el antiguo Palacio Arzobispal de esta localidad del Aljarafe sevillano, donde en el año 1979 sus fundadores (D. Salvador González Pérez y Dña. Milagro Ruíz de Astorza) iniciaron la aventura de la puesta en funcionamiento de un nuevo centro escolar, que nacía con la ambición de cubrir un hueco dejado hacía tiempo por otros centros; la posibilidad de que el alumno desarrollara la práctica totalidad de su actividad académica dentro del Colegio.

Nuestras Señas de Identidad

El Colegio Marcelo Spínola ofrece un modelo de enseñanza en el que tiene cabida todo alumno que tenga interés por trabajar y estudiar de una forma dirigida y sistemática para obtener el máximo rendimiento de su esfuerzo.

Nuestro Centro, tiene como principales señas de identidad:

• Una jornada amplia, que permite desarrollar la práctica totalidad de la actividad académica diaria dentro del Centro, posibilitando:
– La atención continuada a lo largo del día a nuestros alumnos.
– La inclusión de las actividades de estudio y refuerzo para completar su formación.
– La convivencia familiar sin ninguna interferencia de tipo académico. 

• La consideración de la Enseñanza como una actividad que se debe llevar a cabo en un clima escolar ordenado y a la vez exigente, que permita al alumno centrar su atención en las tareas de aprendizaje sin ninguna otra distracción. Es este el motivo que nos hace ser cuidadosos en el proceso de admisión del alumnado, requiriendo unas cualidades personales centradas en su conducta.

• La actitud positiva del profesorado que da a conocer a sus alumnos lo que espera de ellos, potenciando su responsabilidad. El esfuerzo debe ser un valor a tener en cuenta, ya que sin él no es posible el aprendizaje.

• La consideración del principio de autoridad como norma fundamental, según la cual, el profesor, dentro del aula es la máxima autoridad, y sus decisiones en el ámbito de sus competencias, no pueden ser cuestionadas por los alumnos, que disponen de otros cauces reglamentarios para expresar sus opiniones.

• La aplicación de unas Normas de Convivencia, que tienen como finalidad:
– El desarrollo de la responsabilidad personal del alumno.
– El establecimiento de unos cauces de relación entre todos los miembros de la Comunidad Educativa, con el objetivo de crear un marco de convivencia necesario para el desarrollo de la tarea educativa.
– La regulación de la convivencia con el fin de hacer efectivo el principio de respeto mutuo

• La exigencia a los padres de nuestros alumnos de la aceptación de nuestro sistema educativo. Por obvio que pueda parecer, es necesario que los padres de nuestros alumnos acepten sin reserva nuestro sistema educativo y apoyen en todo momento cuantas decisiones tomen los órganos y personas responsables del Colegio, entendiendo que buscamos, en definitiva, lo mejor para sus hijos.

Un Colegio sobre un edificio histórico del S. XVIII

La historia de la sede de nuestro Colegio, bello edificio del s. XVIII, comenzó cuando en el año de 1723 D. Luís de Salcedo y Azcona tomó posesión del Arzobispado de Sevilla y ordena a D. Diego Antonio Díaz, maestro mayor de fábrica, que haga los planos del Palacio para residencia y lugar de descanso de arzobispos y venerables sacerdotes. El diseño del edificio recuerda bastante en su estructura y forma al Palacio Arzobispal de Sevilla y se une a la Parroquia por un bello arco cuya función era permitir el paso, cuando se encontraba de visita en la villa, del Prelado y su séquito hacia la iglesia por la puerta del presbiterio.

Ocupando la Sede Arzobispal el Cardenal D. Francisco de Solís Folch de Cardona (1756 – 1776), el Palacio sufrió un voraz incendio. Al ser reconstruido, se acometieron reformas en su diseño original, construyéndose un pasadizo cubierto sobre el arco, a la vez que se replantearon los jardines y huertas adornándolos con flores y bustos traídos de Roma procedentes de las canteras de Carrara.

La Ley de Desamortización de 2 de septiembre de 1841, permitió al Ayuntamiento de Umbrete expropiar tierras del Palacio y sus jardines. Las fuentes y estatuas fueron trasladadas posteriormente, en 1846, a Sevilla. Aún hoy se puede contemplar en el Paseo de las Delicias la fuente de Baco procedente de la expropiación.

Dos fueron los prelados que en la segunda mitad del s. XIX se retiraron y fallecieron tras los muros del Palacio, el Cardenal D. Judas José Romo y Gamboa a comienzos de 1855, y el Cardenal Fray Joaquín Lluch y Garriga en 1882. Ya en el s. XX el Cardenal D. Enrique Almaraz y Santos, fue el último Arzobispo de Sevilla que pasó algunas temporadas en el Palacio de Umbrete.

A principios de 1937, el Cardenal Ilundain cedió el Palacio de Umbrete a la Diputación Provincial, que fundó en él un hogar para niños huérfanos de la Guerra Civil, y más tarde en 1947, se estableció, por disposición del Cardenal D. Pedro Segura, “la Casa Diocesana de Venerables Sacerdotes” aunque siguieron en él las escuelas gratuitas a cargo de las hijas de la caridad de S. Vicente de Paúl.

En junio de 1964 se iniciaron las obras de adaptación para la ubicación del Colegio Diocesano Marcelo Spínola por orden del Cardenal Bueno Monreal. En 1968 dejó de funcionar el colegio Diocesano y el Cardenal Arzobispo encargó la creación de una Escuela Profesional Diocesana al Padre Leonardo Castillo Díaz, quien la dirigió hasta que asumieron su gestión dos profesionales de la enseñanza, D. Salvador González Pérez y Dña. Milagro Ruiz de Astorza, fundadores del actual Colegio Marcelo Spínola en el año 1979.

Sobre los años 90 el Colegio Marcelo Spínola y su Titular D. Salvador González Pérez, acometieron una obra de restauración del Palacio devolviéndole todo el esplendor del s. XVIII. Debido a esta iniciativa de D. Salvador González Pérez, Umbrete, Andalucía y España han recuperado uno de sus mejores edificios civiles del s. XVIII, donde el Colegio Marcelo Spínola, y cuantos formamos parte de él nos sentimos orgullosos de desarrollar nuestra labor educativa asumiendo el legado de sus Fundadores.

Junior Business School

Alumnado con TDA/TDAH

Programas Académicos Extra Lectivos

Programa de Emprendimiento (Educación Económica y Financiera)

Escuela de Liderazgo

Robótica, Programación y Diseño 3D

Centro Cambridge
ESOL

Curso de Recuperación de Verano

Progrentis. Programa de lectura comprensiva

Sesiones de Estudios Asistidos

Idiomas

Aprendiendo
con el iPad

Internado masculino

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies